Aquí va ella, con un lío en la cabeza. Incapaz de cualquier otra cosa que no sea odiar a todo y a todos, al mundo. Su mente quedó en un loop infinito. Se pregunta ¿cómo es posible esto?, ¿por qué ella?, ¿por qué justamente a ella?...

Las estaciones del metro con mayor afluencia, como Pino Suárez, Balderas e Hidalgo son ideales para los agresores sexuales.